La Bragadense

Útiles

Novedades e Informes

02/06/2010

Muestreo de Suelos: Como realizarlo?

 Cuando se planea un plan de fertilización de cultivos, el mismo incluye dos etapas: el diagnóstico de las necesidades de fertilización (que nutrientes y cuanto aplicar), y el manejo de la fertilización (que fuentes utilizar, cuando y como aplicar).

El diagnóstico de la fertilización se basa en el conocimiento de la demanda nutricional del cultivo, que depende del rendimiento esperado, y de la oferta nutricional del sistema evaluada a partir del análisis del suelo, las condiciones de suelo y clima y el manejo del suelo y del cultivo.

Análisis de suelo:

El análisis de suelo es la principal herramienta en el manejo de la fertilidad de los suelos, ya sea para determinar deficiencias y necesidades de fertilización, así como también para monitorear la evolución de la disponibilidad de nutrientes en sistemas fertilizados.

Debemos tener en cuenta que la fertilidad del suelo no es constante en el espacio y en el tiempo y que además existen otros factores como la profundidad y el momento de muestreo que tienen un gran efecto sobre el resultado final. Es por eso que el muestreo es la etapa crítica del análisis de suelo.

Un análisis de suelos completo, incluyendo todos los nutrientes esenciales para los cultivos, es el punto de partida para la formulación del plan de fertilización.

Análisis foliar:

El análisis foliar constituye una metodología sumamente eficiente para evaluar la nutrición del cultivo ya que integra todos los factores de suelo, ambiente y manejo, especialmente para los nutrientes menores. Debe ser considerada tanto para la corrección inmediata de deficiencias como también para evaluar los resultados del manejo de la nutrición.

Como realizar un correcto muestreo de suelos?

Al muestrear un suelo para una recomendación de fertilización, el punto central es obtener una muestra que represente precisamente el lote donde fue tomada. El objetivo es proveer una medida del nivel promedio de fertilidad del campo y una medida de la variabilidad de la fertilidad. Esta última fue siempre desechada debido a los costos que implica, pero en campos con agricultura de precisión es necesario prestarle mucha atención a dicha variabilidad de suelo.

El suelo no es homogéneo y lo caracterizan diferentes tipos de variaciones. Las propiedades del suelo, incluyendo la fertilidad, varían de un lugar a otro, e inclusive a través de los diferentes horizontes de un mismo perfil. Dado que es impracticable muestrear el campo entero, debemos confiar en extraer submuestras para estimar el nivel de fertilidad de un lote. La intensidad del muestreo para una exactitud dada, dependerá de cuan variable sea la fertilidad del campo.

Plan de muestreo:

La muestra deberá ser representativa del potrero o lote que se desea analizar, por otra parte el tratamiento de las mismas debe ser cuidadoso, pues de ello dependen la exactitud de los resultados a posteriori.

Como realizar el muestreo sobre el lote?

1) Observe el terreno:

Si existen diferencias dentro de un lote (lomas, bajos, cambios bruscos en la vegetación o en el color del suelo) debe muestrear las diferentes partes por separado.

Si el lote es uniforme (parejo) se lo debe dividir según su extensión, a razón de una muestra compuesta cada 20 hectáreas. Por ejemplo a un lote de 80 ha. lo dividimos en 4 obteniendo 4 muestras compuestas, una por cada sector.

2) Submuestras: Para cada 20 ha. a muestrear debe obtenerse una muestra compuesta de por lo menos 20 submuestras.

Una vez obtenidas las 20 submuestras que son colectadas en un balde, se mezclan bien, desmenuzando el suelo cuidadosamente y procediéndose al llenado de la bolsa de plástico, para su envío inmediato al laboratorio.

En las bolsitas provistas una vez mezcladas, coloque una cantidad de 400 a 500 grs.

3) En todos los casos es importante:

Evitar sacar las muestras cerca de las tranqueras, bebederos, alambrados, montes, rincones donde se concentra la hacienda, o cerca de caminos muy transitados; asimismo, debe evitarse incluir restos de deyecciones o cuerpos extraños en las porciones de suelo destinadas a ser analizadas.

4) Etiquetado de muestras:

Individualice cada muestra colocándole la etiqueta a cada bolsita con los datos correspondientes a la identificación del lote y el número de muestra.

No deje las bolsitas al sol o en lugares donde la temperatura sea elevada (cerca de estufas o calefactores).

Técnica del muestreo:

Además de elegir el plan de muestreo para reducir la variabilidad al mínimo, los errores de muestreo pueden ser minimizados siguiendo técnicas de muestreo adecuadas.

  • Limpiar el muestreador: siempre es bueno asegurarse la limpieza del barreno, en lo posible fabricado en acero inoxidable, libre de herrumbre o cromados, en especial para el análisis de micronutrientes.
  • Asegurarse que dicho barreno este en lo posible bien afilado para producir un corte uniforme en todo el perfil de muestreo.

Tanto el tiempo, como la frecuencia y la profundidad dependen de la movilidad del nutriente. Para nutrientes móviles como el nitrato, el muestreo debe realizarse con una frecuencia anual a una profundidad de 60 cm. El momento de muestreo debe ser lo más cercano a la siembra, o cuando se reduce la actividad biológica (temperaturas del suelo < 5°C). Para aquellos nutrientes poco móviles, como fósforo, es suficiente con una profundidad de 15 cm y no es necesario una frecuencia anual de muestreo.

Luego de la toma de muestras, las mismas deben ser conservadas en frío o transportadas inmediatamente al laboratorio.

La importancia de obtener una muestra de suelos representativa y manejarla adecuadamente no debe ser desestimada.

 

Preguntas más frecuentes:

¿Qué impacto tiene la variabilidad del suelo sobre las recomendaciones de fertilización?

La variabilidad del suelo tiene un gran impacto en las recomendaciones de fertilización pudiendo resultar en recomendaciones elevadas o reducidas. Muchos estudios de muestreos intensivos, aún en campos uniformes, muestran que la fertilidad puede ser muy variable y que los resultados no muestran una distribución de población normal.

¿Si los nutrientes móviles deben muestrearse hasta 60 cm, por qué algunos laboratorios recomiendan muestreos más superficiales?

La respuesta se relaciona con la variabilidad del suelo y el número de muestras necesario para obtener una muestra representativa. Resulta difícil estimar el N-NO3 o S-SO4 en profundidad a partir de una muestra superficial. Las muestras en profundidad pueden estar pobremente correlacionadas con las superficiales

Existen resultados que NO indican que el muestreo a 0-30 cm sea malo, por el contrario, estas muestras son de fácil obtención y de menor error que las muestras profundas. En el muestreo profundo de suelos, la compactación en el barreno y la mezcla de suelos con la capa superficial puede introducir un gran error no conocido por el operador.

Es importante recordar que el muestreo de suelo provee un índice de nutrientes disponibles que se correlaciona a su vez con el crecimiento de las plantas. La absorción de N puede tener una correlación más alta con N a 0-30 cm que a 0-60 cm. Por otro lado, el N en el suelo por debajo de los 30 cm no afecta tanto la recomendación de fertilización como el N en los primeros 30 cm.

 

FUENTE T.L. Roberts1 y J.L Henry2

1 Potash & Phosphate Institute (PPI) - Potash & Phosphate Institute of Canada (PPIC). Suite 110, 655 Engineering Dr., Norcross, Georgia 30092-2837, EE.UU.
2 Department of Soil Science, University of Saskatchewan, Agriculture Building, 51 Campus Drive, Saskatoon, SK S7N 1J5, Canada